Carpe Diem

Para mis queridos y entrañables amigos y amigas
que, a lo largo de mi vida, he tenido el privilegio de conocer, aprender de ustedes, compartir afectos, desafíos y responsabilidades, asi como disfrutar de su compañía en este viaje terrenal, les expreso a ustedes, esta tarde del 7 de abril del 2023, en plena Semana Santa, recordando a mi querido hermano Don Víctor Manuel García Cuevas, y de mi querido compadre por siempre Don Hugo Quesada Dominguez, y a tantos y amados seres queridos que se han adelantado en el camino, les comparto el texto de un hermoso poema CARPE DIEM del poeta y afamado escritor norteamericano Walt Whitman.
Les pido que lo lean con calma, disfrútenlo, en el alma, renueven su amor por la vida, sigan soñando y viviendo con gratitud. hasta que la luz se apague, pero su resplandor permanezca.
Vivimos tiempos de resurrección, tiempo para comprender que las oraciones van al cielo y las bendiciones se riegan en la tierra, para renovar nuestras hojas muertas, seguir viviendo con el corazón abierto y plena gratitud por la vida.
Carpe Diem

Aprovecha el día.
No dejes que termine sin haber crecido un poco, sin haber sido feliz,
sin haber alimentado tus sueños.
No te dejes vencer por el desaliento. No permitas que nadie te quite el
derecho de expresarte, que es casi un deber.

No abandones tus ansias de hacer de tu vida algo extraordinario…
No dejes de creer que las palabras y la poesía, sí pueden cambiar al
mundo; porque, pase lo que pase, nuestra esencia está intacta.
Somos seres humanos llenos de pasión, la vida es desierto y es oasis.
Nos derriba, nos lastima, nos convierte en protagonistas de nuestra
propia historia. (Nos levantamos una y otra vez)
Aunque el viento sople en contra, la poderosa obra continúa.

Y tú puedes aportar una estrofa…
No dejes nunca de soñar, porque sólo en sueños puede ser libre el
hombre.
No caigas en el peor de los errores: el silencio. La mayoría vive en un
silencio espantoso. No te resignes, huye…
“Yo emito mi alarido por los tejados de este mundo”, dice el poeta;
valora la belleza de las cosas simples, se puede hacer poesía sobre las
pequeñas cosas.
No traiciones tus creencias, todos merecemos ser aceptados.
No podemos remar en contra de nosotros mismos, eso transforma la
vida en un infierno.
Disfruta del pánico que provoca tener la vida por delante.
Vívela intensamente, sin mediocridades.
Piensa que en ti está el futuro
, y asume la tarea con orgullo y sin
miedo.
Aprende de quienes pueden enseñarte. Las experiencias de quienes se
alimentaron de nuestros “Poetas Muertos”, te ayudarán a caminar por
la vida.
La sociedad de hoy somos nosotros, los “Poetas Vivos”. No permitas que la vida te pase a ti, sin que tú la vivas…
Walt Whitman

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *